EL FANTÁSTICO RETORNO A LA ISLA

Aventura ficción  |  Cristóvão J.Z. Wieliczka
ilustracion: Nadime Boueri

CÓMO COMENZÓ

A los lectores

Esta historia es muy curiosa. Todo comenzó por casualidad, años atrás, cuando una noche salí a cenar con mi esposa al restaurante del Club Transatlántico en São Paulo. En la entrada había un cartel anunciando una charla sobre la Isla de Pascua, impartida por Sr. Sönke A. Böge,. Nos interesó el tema y fuimos a escucharlo.

Al final de la charla me presenté a él. Sönke era una persona muy simpática y me dio su tarjeta de visita. Tiempos después conversé con mi amigo chileno Carlos Cornejo y le comenté que había escuchado una charla sobre la Isla de Pascua dictada por una persona con mucho conocimiento. Mi amigo, al que también le encantaba el tema, se mostró interesado en conocer a Sönke, y concerté una reunión con los dos en el club. En ese encuentro, los dos demostraron sus amplios conocimientos, tanto acerca de la historia de la isla, como de sus aspectos físicos y de sus moáis. Y escuchando la tertulia de los dos, sin proponérmelo, aprendí mucho.

Al despedirnos, Sönke me comentó que tenía en mente escribir un libro de aventura y ficción sobre el retorno a la isla del Hoa Hakananai'a, el moáique había sido llevado por los ingleses en 1868 y que hasta el día de hoy (fecha de esta publicación*) está expuesto en el British Museum en Londres. La idea me pareció fantástica, pero no me entusiasmó la versión presentada por él. Pasado algún tiempo, leyendo en los periódicos el movimiento que el gobierno chileno estaba haciendo ante las autoridades inglesas para que devolviesen el moái a la isla, decidí escribir un texto con una versión bien diferente de la idea de Sönke y cuando fui a buscarlo para saber si él había publicado su libro, tuve la triste noticia de que él había fallecido. Inmediatamente avisé a Carlos Cornejo y los dos lamentamos la pérdida del amigo.

Le conté a mi madrina el texto que había escrito y madrina que es madrina ya saben cómo es, ¿no? A veces aprueba desde el principio, otras veces no. El día que le conté mi versión a ella no le gustó. Claro que nadie está obligado a gustarle lo que uno escribe, pero su desaprobación fue un reto para mí y a partir de allí surgió, recientemente, la inspiración para escribir:

«El fantástico retorno a la isla»

A los lectores, ¡les deseo una buena aventura!

Aprovecho para mencionar que esta versión sí recibió su aprobación. ¡Uf!

¡Ah! Y según ella, ¡esta historia podría convertirse en una bella película! ¿Por qué no?

*El día que los ingleses devuelvan el moái, altero este texto.

Por cierto, mi opinión es que si los ingleses, por alguna razón cualquiera, devuelven el moái a la isla, el deseo de muchas personas estará realizado y el de Sönke también. Particularmente en admiración al pueblo de la isla, espero que esto suceda y, seguramente, Hoa Hakananai'a se quedaría muy feliz y le diría a sus compañeros:

—¡Hola amigos! ¡Volví!

ir a la historia


Hoa Hakananai'a


ACESSE O VÍDEO